Tres doble

Publicado: diciembre 3, 2011 en vida

Miras a la pared, distraída. Alguien comenta que es tu turno. Estiras el brazo, alcanzando a sostener los dos dados ya amarillos que descansan sobre el tablero. Me fijo en el anillo que abraza tu dedo anular. El puño cerrado. Te besas los dedos, agitas la mano, y dejas caer un tres doble sobre la mesa. El juego sigue, repites tirada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s