De redescubrirse

Publicado: abril 11, 2012 en textos, vida

Y es sentado frente a tu moleskine cuando el miedo empieza a definirse, y a hacerse más fuerte. Necesitas algo más que papel y boli para saber que está pasando. Algo en tus ojos hace que todo cambie de forma, y ahora los pasos de cebra se ven más vidrioso que de costumbre. Pero “ahora mando yo”, te dice, y desliza el lápiz negro entre las líneas, grabando las palabras que acristalan todo, y que os ponen cara a cara.

Alguien te llama tonta, vibra el móvil, y todo rastro de grafito parece dejar de existir.

Solo por inseguridad, te acercas a la papelera a sacar punta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s