De ejercicios de hace un tiempo (I/III)

Publicado: septiembre 15, 2013 en textos

Mientras la manecilla oxidada del reloj indica que se hace tarde, el recuerdo de tus vidriosos ojos camina lentamente por mi alma, como las hojas del otoño que acarician la acera en su caída. Tratando de alimentar viejas esperanzas, sorprendo a mi voz susurrándole un ‘detente’ al intruso que se abraza a mi muñeca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s